Archive for the ‘Articulos’ Category

Internet y el cine

julio 8, 2007

A pesar de que el cine ya cuenta con más de 100 años de história, no ha sido hasta hace muy poco que se ha convertido en un fenomeno auténticamente universal. El cine, que nació casi como un experimento, y que muy pronto evolucionó hacia una forma de arte más, se convirtió también en un gran negocio, respaldado por un sistema de estudios y super-producciones donde solo cabían las figuras del “star system”.

La llegada de la televisión también fue clave para la expansión popular del cine, y la prensa masiva y la publicidad y sus nuevas formas de marketing acabaron de convertir al cine en un fenomeno de masas.

 Sin embargo, ha sido la llegada de internet, y las nuevas formas de interactividad multimedia, lo que ha provocado una expansión definitiva del cine en todo el mundo, facilitando la descarga entre miles de usuarios de películas de todo tipo, algunas incluso tan extrañas o antiguas que solo pueden conseguirse a través de internet. El hecho de poder descargarse una película de un país recóndito y exótico, y de poder opinar de ella desde cualquier rincón del mundo, sin ningún tipo de limitación ni frontera, ha convertido al cine, además de en un fenomeno de masas, en un fenomeno global.

Foros, blogs y páginas especializadas en cine se han encargado de crear la plataforma adecuada en la que cada uno pueda expresarse libremente. En el caso del cine, se ha generado también una corriente de opinión y crítica cinéfila. Todos tenemos el gusanillo de criticar y opinar sobre la peli que acabamos de ver, y existe ya una red enorme de “criticos” de cine, entre los que nos incluimos los redactores de este blog.

Uno de los fenomenos asociados a esta fiebre cinéfila internauta es la de la puntuación de las películas. Esto es, dar una nota a la película, como aquel profesor que evalua los trabajos de sus alumnos.

Una de las páginas web que permiten puntuar las películas es filmaffinity. En ella, miles de usuarios puntuan todas las películas que han visto. El sistema establece un cálculo de todas las puntuaciones recibidas y calcula la nota media que tiene esa película. Así se establecen los parámetros para las listas de las mejores películas y un sistema muy original de afinidad de gustos con otros usuarios. También se le ofrece al usuario la posibilidad de añadir una crítica (más bien reseña). En poco tiempo se ha hecho un hueco entre las páginas de cine más visitadas, y es tanta la fiebre por puntuar bien la película que muchos de sus usuarios se pasan la mitad de su visionado pensando qué puntuación le otorgarán, en vez de disfrutar de ella. Además, muchos de ellos, se guían por la puntuación media que tiene en la web, a la hora de elegir qué película ver.

¿Es esto bueno o malo? A vuestro criterio lo dejo. Mi único consejo es que nunca os dejeis influenciar por una crítica o por la puntuación que tenga una película, pues los gustos son siempre muy relativos. Yo particularmente me he encontrado con auténticas joyas que en imdb o filmaffinity tienen una puntuación no muy alta. Así que lo mejor que podeis hacer es seguir vuestro propio criterio e intuición. Y es que como dice el burdo refrán: los gustos son como los culos, todos tenemos uno.

Bienvenidos a Vietnam. Bienvenidos al Infierno.

junio 19, 2007

Pocas épocas de la historia del s. XX han tenido tanta importancia como la Guerra de Vietnam, tal vez los únicos periodos que superen en interés este conflicto sean la I y II Guerra Mundial y para algunos, la Guerra Civil Española. Y la verdad es que esto se demuestra con la gran cantidad de películas que se hicieron sobre este periodo histórico.

3453470vietnam.jpg

Cabe destacar que la Guerra de Vietnam es un conflicto que empezó desde el fin de la segunda guerra mundial y con el principio de la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Tras 1949 y el triunfo de la revolución comunista en China la influencia del partido comunista de Indochina (nombre por el cual era conocido Vietnam) fue tomando cada vez más importancia e influencia en todo el país y esto atemorizó al gobierno americano a Indochina se transformará al comunismo junto a otras potencias asiáticas como el caso de China y Corea del Norte, por lo que mediante el servicio secreto organizó y rearmó un ejercito colaboracionista y bien equipado y empezó un conflicto contra la ocupación francesa de Indochina en el cual también participó las guerrillas civiles comunistas y las tropas nacionalistas, la mayor de las tres fuerzas. Y en 1954 Francia abandonó su antigua colonia de Indochina tras perder en los enfrentamientos a dos tercias partes de la legión francesa, uno de los mayores fracasos bélicos del país galo. Tras esto, Indochina fue rebautizada como Vietnam transformándose en una república. Vietnam del norte quedó bajo la influencia comunista y Vietnam del Sur bajó influencia de un gobierno títere en manos del gobierno norteamericano, dividiéndose ambos países de manera similar a Corea. Mientras que Estados Unidos mandó a varios oficiales del ejercito norteamericano y varios miembros de sus fuerzas de inteligencia para adiestrar a las tropas surcoreanas. Mientras que por otro lado Vietnam del Norte con el apoyo de la Unión Soviética y China (a pesar de que ambos regímenes estaban enfrentados diplomáticamente entre sí ) comenzó a rearmarse y a preparar la invasión de Vietnam del Sur mandando a oficiales de inteligencia y a espías a la zona sur del país para así a infiltrarse en el territorio rival y comenzar a preparar la futura invasión del país.

vietnamsoldato.jpg

Entre 1954 y 1964 hubo diferentes rifirrafes entre ambos países y algunos enfrentamientos bélicos breves y de poca importancia, considerándose propiamente como muestras de poder. En 1964 la guerra estalló por el ataque de dos barcos norvietnamitas a un destructor norteamericano. Y es entonces que el presidente Johnson lanzó una oleada de ataques aéreos contra posiciones militares del Vietcong (ejercito comunista del norte) estallando la guerra. A partir de 1965 Estados Unidos comenzó a mandar tropas a Vietnam del Sur llegando a la cifra de 500.000 soldados en 1968, el máximo que permite mandar los estatutos norteamericanos a un país extranjero. En un principio dado a la equipación norteamericana y a la superioridad numérica formada por el conjunto de tropas del sur y las americanas se suponía que la guerra duraría poco y sería coser y cantar. A pesar de la potencia de las fuerzas aéreas norteamericanas y a destruir los grandes centros militares del Vietcong, estos no se doblegaron y resistieron y la guerra se alargó hasta 1975 con la opinión pública norteamericana en contra de la guerra y ante el continuo avance de un invencible Vietcong, que sorprendentemente para los analistas de la época lograron humillar a las tropas norteamericanas y reunificar Vietnam del Norte y Vietnam del Sur transformándolo en un régimen comunista.

317134_050426vietnam8.jpg

Las claves de la victoria norvietnamita fueron diversas. Una de ellas y la principal era lo escurridizo de sus tropas, a diferencia de las norteamericanas utilizaban pelotones pequeños que tenían como misión iniciar pequeñas incursiones y emboscadas iniciando guerras de desgaste, mientras que tanto en el norte como en el sur contaban con el apoyo de muchos civiles y de diversas aldeas en las que se ocultaban fácilmente. Por otro lado también utilizaban pequeños refugios y tenían cuevas subterráneas con las que evitaban los bombardeos y utilizaban diversos túneles y caminos bajo tierra para desplazarse de algunos lugares a otros, cosa que tardaron mucho tiempo en descubrir las tropas norteamericanas. Otra clave fue la paciencia de las tropas, tal como mostraron ante la guerra de independencia contra Francia el Vietcong no tenía excesiva prisa por tomar posiciones enemigas y muchas veces iban destrozando poco a poco las defensas de los acuartelamientos enemigos aprovechando la oscuridad de la noche para posteriormente lanzar un ataque sorpresa y devastador. Otro factor a favor fue el claro conocimiento de las tropas del Vietcong del terreno por lo que tenían gran facilidad para tender emboscadas. También influyó notablemente la guerra psicológica en la que el Vietcong usó elementos como el lavado de celebro y diferentes tipos de tortura sobre sus presos o el hecho de que los americanos avanzaran ante elementos que notaban hostilidad como el hecho que se encontraran soldados crucificados. Y los norteamericanos por otra parte basaron una gran parte de sus tropas en reclutamientos forzosos en que los jóvenes llegaban entrenados al frente pero carecían todo tipo de experiencia y llegaban de un día a otro desde las bases militares hasta el campo de batalla, algo que sin duda los trastornaba, de la misma manera que los paisajes de Vietnam eran poco acogedores y demasiado abiertos como para sentirse seguros como los arrozales, las junglas, los bastos ríos o los inmensos campos de cultivo algo que daba desconfianza a las tropas y con el tiempo desataba trastornos psicológicos y de paranoia entre las tropas. A este hecho tampoco colaboró demasiado la aviación norteamericana que en algunos casos con sus precipitados bombardeos con NAPALM (bombas de gasolina que provocan una inmensa bola de fuego al estallar, usada para limpiar los bosques de enemigos) causaba más víctimas entre sus propios soldados que entre el enemigo.

316442_050426vietnam3.jpg

Es importante citar a la hora de hablar sobre el cine de Vietnam es que fue cuando por primera vez el género antibelicista tomó relieve, generó que por otro lado ya existía desde los años 30, a pesar de que no recuerdo cual fue el filme precursor. La gran mayor parte de películas de esta época trataban la guerra desde un punto de vista de horror y centrándose principalmente en el estado psicológica de los soldados más que en sus hazañas, dejando de lado el cine bélico de los 40 y 60 centrados en el patriotismo puro y duro dejándole el paso a este nuevo cine. Películas como Apocalypse Now (1979, Francis Ford Coppola) centrada en la locura de la guerra y en la que un grupo de soldados (encabezados por Martin Sheen y Robert Duvall) tiene la misión de asesinar a un oficial norteamericano rebelde que se cree que es un Dios (Marlon Brando), el film tiene su escena más recordada en una toma en la que se ve como el artillero de un helicóptero dispara contra niños y mujeres civiles mientras suenan “Las valkirias de Wagner”. Otro filme importante, como Platoon (1986, Oliver Stone) trata sobre el terror psicológico y en la que se ve como poco a poco un pelotón (encabezados por Charlie Sheen, Willem Dafoe, Tom Berenger y Forest Whitaker) se va desmoronando mientras la guerra va avanzando y en el que el enemigo deja de ser Vietcong, para transformarse entre sí en sus propios enemigos. O “La chaqueta metálica” (1987, Stanley Kubrick) película que nos muestra la locura de la guerra basándose primero en el entrenamiento de un grupo de soldados antes de ser enviados al frente en el que un soldado (Vincent D´Onofrio) que en un principio era un autentico trozo de pan se va volviendo loco a medida que sufre cada vez más la opresión y la humillación de su sargento (R. Lee Ermey). Y en el miedo que sufrían los soldados (Matthew Modine y Adam Baldwin) de ese mismo pelotón que aparece en la primera parte de la película, en la guerra urbana y ante la locura que les producía esto, provocando posteriormente actos atroces a medida que se van deshumanizando como personas. Otro caso parecido a “Platoon” es el firme “Corazones de hierro” (1989, Brian de Palma) donde un soldado raso (Michael J. Fox) denuncia que su patrulla (liderada por Sean Penn) ha secuestrado, violado y asesinado a una joven vietnamita recibiendo una respuesta pasiva de las autoridades militares.

vietnam.jpg

También otra parte fundamental de la película fue el antibelicismo que se vivió en la época coincidiendo la el auge del movimiento hippie por todo el mundo y en la que grandes aglomeraciones de personas se manifestaron por primera vez en Estados Unidos, e incluso comunidades marginadas hasta entonces como la comunidad negra de EE.UU. mostró su descontento al ver que muchos de sus hijos eran obligados a ir a la guerra cuando carecían de los mismos derechos que los blancos, tal como se ve en el filme “Forrest Gump” (1994, Robert Zemeckis). Y este hecho fue uno de los elementos claves a lo denominado “Síndrome de Vietnam” en la que algunos veteranos de esta guerra tras vivir el horror en su máximo esplendor y tras vivir varios años seguidos en una continua situación de estrés y terror. A este hecho se le añadió el hecho que al regresar a casa pasaran de estar desde el frente al hogar en menos de 24 horas con lo que apenas tenían tiempo de asumir su nueva situación y como rehacer la vida. Mientras que también mucha gente les mostró su descontento por participar en la guerra que nada tenia que ver con ellos y cuando la mayoría de reclutamientos fueron forzosos. Algunos filmes que tratan esta problemática son “Nacido en el 4 de Julio” (1989, Oliver Stone) en la que se nos narra las vivencias de un joven (Tom Cruise) que se queda paraplejico por heridas de guerra. Y “Acorralado” (Ted Kotcheff, 1982) primer episodio de saga Rambo, muy superior a los siguientes y con un mensaje totalmetne opuesto a sus secuelas, en la que un ex-boina verde traumatizado vive en un bosque y es perseguido y torturado por un grupo de policías.

Otra características de estos filmes es la música de estos filmes en las que en muchas de estas películas se repiten numerosas como “White Rabbit” de Jefferson Airplane, “The End” de The Doors, “Suzie Q” de Credence Clearwater Revival, “Paint it Black” de The Rollings Stones, etc… Canciones propias de la época hippie y canciones con temática antibelicista. También otro hecho rememorable es que por primera vez el gobierno norteamericano filtro las noticias y mintió tanto a su pueblo como a sus soldados engañando sobre el autentico estado de la guerra para así intentar levantar la cada vez más decrepita moral de sus soldados y para intentar callar la cada vez más creciente opinión pública en contra de la guerra y de la administración norteamericana. El primer caso es tratado en “Good Morning, Vietnam” (1987, Barry Levinson) película en la que un locutor de radio en el ejercito (Robin Williams) que intenta amenizar la estancia de los soldados y sus avanzadillas de los soldados ve como los oficiales de su ejercito niegan difundir información sobre la derrota de su ejercito en algunos de los frentes obligándole a difundir una información contraria, mientras que ve como cada vez la oleada de atentados en Saigon va aumentando cada vez más y más mientras que los agentes del Vietcong están cada vez haciendo tambalear más y más los cimientos de la capital del sur, causando el Caos, transformándose el propio locutor en victima de algunos de estos dobles agentes tras ser engañado varias veces y tras ofrecer de forma involuntaria información letal para el avance de las cada vez más letales tropas del norte.

Monográfico Takeshi Kitano II: Obra cinematográfica.

junio 18, 2007

Su carrera cinematográfica al igual que su carrera como cómico empezó por mera casualidad, y ambas son también bastante paralelas en cuanto a la fama, su talento como cómico le dio fama en el país nipón mientras que su carrera cinematográfica le dio la fama y prestigio internacional. Tras participar en pequeños papeles en varios filmes a principios de los ochenta llegó su gran momento en 1983 de manos de Nagisha Oshima en la co-producción brítanico-japonesa “Feliz navidad Mr. Lawrence” en la que tuvo su primer papel de gran relevancia y supuso su primer acercamiento al público internacional y a pesar de merecer buenas críticas en el extranjero, en Japón tanto crítica como público no supieron asumir que Kitano interpretada un papel salvaje y dramático y se lo tomaron como un papel cómico, cosa que le frustró y le desmotivó bastante, aunque tras ellos se prometió a iniciar una trayectoria más alejada de la comedia y más centrada en el drama, especialmente en papeles oscuros y turbios, en el cual se especializaría en papeles de yakuza (miembro de la mafia nipona) o policía de dudosa reputación. En 1989 dirigió “Violent Cop” su opera prima como director y película que llegó en sus manos por casualidad, ya que en un principió la debía dirigir Kenji Fukasaku, amigo de Kitano, quien enfermó ese año comenzando a padecer un cáncer que lo llevaría a la muerte en el 2003 cuando rodaba “Battle Royale II”. Kitano en un principió tan solo debía protagonizar el filme, pero tras este hecho no solo lo dirigió sino que también participó en el guión. El filme lograría bastante éxito e hizo que le catalogaran en el extranjero como un equivalente japonés a Clint Eastwood dado a la gran violencia común en sus filmes y al hecho de que ambos actores interpretaban a personajes duros y ciertamente oscuros pero melancólicos a la vez. Tras esto tendría una carrera imparable dirigiendo en 1990 la paranoica y enfermiza “Boilling Point” y en 1991 su primera comedia dramática “Escenas frente al mar”.

En 1993 logró cierto relieve internacional gracias a “Sonatine” película con la que comenzó a destacar como director. En 1995 dirigiria “Getting any?” un filme puramente cómico el que traslada el humor cínico y absurdo típico en sus producciones televisivas a la gran pantalla, aunque tal supuso un gran batacazo para la crítica aunque un gran exito para el público. En 1996 volvería de nuevo a la comedia dramática, aunque esta vez de una manera más dura y violenta con “Kids Return”. Y su consagración definitiva llegaría con “Flores de fuego” su película más dramática y melancólica que le supuso ganar el León de Oro en el prestigioso Festival de Venecia y lograr premios en multitud de festivales internacionales, cosa que relanzaría su obra al extranjero. En 1999 lograría el que tal vez haya sido uno de sus mayores éxitos internacionales con su consagración en la comedia con “El verano de Kikujiro” donde homenajea su trayectoria como cómico y a su compañero Kyoshi en una road movie cómico con toques dramáticos y surrealistas. En 2000 dirigiría “Brother” su primera producción extranjera, una coproducción brítanico-estadounidense. Mientras que dirigía su obra más poética en el 2002 con “Dolls” filme dramático y de una grandilocuencia tanto visual como en el montaje. En 2003 dirigió “Zatoichi” recuperación de un personaje clásico de la cinematografía nipona y que supuso una muestra de que el cine puramente comercial también puede tener una gran calidad, siendo esta no su mejor, pero tal vez su película más completa y en la que toca más géneros. Mientras que esta semana se estrenará la película “Takeshis´” una obra personal que retorna a la comedia gamberra de la que hizo gala en “Getting Any”, pero esta vez no ha contado ni con el apoyo de la crítica ni del público.

Hoy en día Kitano esta considerado uno de los más importantes directores nipones de la historia tras la estela de grandes mitos como Kurosawa, Ozu, Mizoguchi o Nagisha Oshima, quien aun sigue en activo. Mientras que actualmente es tal vez el segundo director más popular a nivel internacional eclipsado por Takeshi Miike, director que en algunos casos destaca más por el mal gusto de sus filmes que no por su calidad (es capaz de rodar una filme soberbio y luego dirigir un petardo de película). También esta metido Kitano en lo que los críticos más gafapastistas llaman las tres K del cine moderno: junto al serbio-bosnio Emir Kusturica y el finés Aki Kaurismaki. Kitano además de su faceta como director a participado en más de una treintena de películas en las que destacan sus papeles en filmes como “Feliz Navidad Mr. Lawrence” y “Gohatto” de la mano de Nagashi Oshima. La norteamericana “Jhonny Mnemonic”, la francesa “Tokyo Eyes”, “Gonin” o los dos filmes de “Battle Royale” donde participó junto a su amigo y maestro Fukasaku (director que ha influenciado a directores de cine como Quentin Tarantino o John Woo, directores a los que por otra suelen comparar con Kitano) o las recientes “Izo” del citado Miike y “Blood and bones”.

Actualmente trabaja en el rodaje de la película “Kantoku…Banzai!” con un argumento demasiado parecido al de “Takeshis´”, donde quizás intente redimir el fracaso de está ultima, aunque a pesar de todo fue considerada toda un decepción en el reciente Festival de Cannes 2007. También ha rodado un fragmento para el filme “Chacun son cinéma ou Ce petit coup au coeur quand la lumière s’éteint et que le film commence”, uno de esos largometrajes divididos en diferentes fragmentos por diferentes directores de prestigio que tan de moda está entre el público más gafapasta. Como curiosidad siempre ha negado que dirigirá una segunda entrega de “Zatoichi”, pero durante los últimos meses ha bromeado que lo haría como última opción para salvar su carrera (quizás por el fracaso de “Takeshis´” y el previsible fracaso de “Kantoku… Banzai!”).

Monográfico Takeshi Kitano I: Vida.

junio 13, 2007

Aprovecho que esta semana se estrena el filme “Takeshis´” en la cartelera española tras más de dos años de retraso para escribir este monográfico sobre el director y protagonista del filme: “Beat” Takeshi Kitano. Aquí os dejo la primera entrega centrada en su vida.

takeshikit_vespa_1423654_400.jpg

Takeshi Kitano ha sido variedad de cosas y no es tan conocido en el país nipón tanto por su faceta cinematográfica sino por su trayectoria como cómico entre otras muchas facetas, tan variadas como la de periodista deportivo especializado en el mundo del béisbol a escritor de libros sobre ciencias, pasando por otras facetas como la de moderador de debates, pintor, escritor, poeta, ensayista crítico-social e incluso promotor de un equipo de béisbol, deporte que le apasiona. También cabe destacar que en su faceta cinematográfica es un autentico hombre orquestra dedicándose no solo a la dirección, sino que también se encarga de los guiones y la edición, e incluso protagoniza y produce algunos de sus filmes.

Takeshi Kitano nació el 18 de Enero de 1947 en el seno de una familia humilde en un barrio llamado Adachi ko, situado en las afueras de Tokio, un barrio de clase obrera. Mientras que creció atemorizado por la figura de su padre Kikujiro, un pintor ambulante del cual siempre sospechó que era un yakuza dado a lo irregular de su trabajo, y bajo la disciplina de su madre Saki, una mujer de carácter que crió a sus cuatro hijos (de los cuales Kitano es el último) para que fueran en el futuro personas de provecho.

Su infancia obviamente fue bastante dura, ya que su familia era pobre y creció durante el agitado periodo de la post-guerra nipona donde la economía tardó bastante en estabilizarse. Kitano siempre destacó en su juventud por un carácter fuerte y rebelde, cosa que le daría problemas posteriormente en la Universidad donde tras iniciar la carrera de ingeniería influenciado por su familia acabó siendo expulsado en tercer año por mala actitud, aunque cabe decir que al parecer esta carrera no le acabó de gustar nunca a Kitano.

sonatine.jpg

Tras esto pasó a vivir una vida mal vista socialmente en la que pasó a trabajar en un popular club de striptease de la capital nipona como camarero y posteriormente como ascensorista. Aunque esto le daría una gran oportunidad en 1972 tras caer enfermo un cómico compañero de dúo de un amigo suyo, un cómico habitual que hacía números cómicos en el club, Kyoshi Kaneko, durante la suplencia Takeshi logró un gran éxito junto a Kyoshi formando ambos un nuevo dúo cómico que comenzaría a actuar en varios cabarets de la ciudad, haciéndose llamar “Los dos Beat´s” y pronto un productor de televisión se fijaría en ellos para contratarlos como cómicos habituales de la NHK, una de las emisoras japonesas más seguidas en dicho país, en 1974.Transformándose en pronto en artistas famosos para el público nacional con un humor basado en el Mazai un tipo de humor basado en la improvisación rápida en el sarcasmo, especializándose en el humor en vivo y en directo, un equivalente español algo más chabacano y olvidado son los hermanos Calatrava.

Cabe decir que el éxito en televisión hizo que participase en diversas series de televisión y participase en diversidad de programas de los más variopintos. Fue moderador de programas de debates político-sociales, comentarista deportivo, presentador de magazines y latenights e incluso llegó a dirigir y producir sus propios programas, entre ellos “Takeshi´s Castle” un programa de humor conocido en España como “Humor amarillo”, un autentico éxito a nivel mundial. Actualmente posee un canal de televisión por cable con su propio nombre dedicado exclusivamente a shows humorísticos (una vez vi su web y cabe destacar que aparecen algunos de los secundarios de sus películas y había un programa bastante curioso sobre niponas con senos de gran tamaño).

También cabe destacar que ha tenido una carrera bastante fructífera como escritor en su país publicando más de 60 obras literarias entre libros de poesía (generalmente haikus), novelas, libros de ciencia y libros de ensayo y recopilaciones de algunos de sus artículos publicados en prensa escrita. Incluso un par de sus novelas han sido llevadas al cine como el caso de “Happy many times” de Toshihiro Tenma en 1993 y “Asakusa Kid” por Makoto Shinokazi en el año 2002, ambas contiene tintes semibiograficos, pero Kitano no participó en ellas de forma directa.

Obviamente la vida de Kitano siempre ha tenido puntos oscuros dado a su carácter que dicen que a veces es un tanto agrio, en 1986 protagonizó una pelea frentes a la prensa con un directivo de televisión con el cual tenía serios problemas personales (durante varias semanas intercambiaron insultos de forma bochornosa), aunque su mayor escándalo público llegó cuando sufrió un accidente de trafico en 1996 en el que se estrelló con su moto yendo borracho y con el casco mal colocado, accidente que hizo que estuviera varias semanas en coma, padeciera un cierto grado de parálisis cerebral en el costado izquierdo y se le deformada este mismo lado en su rostro. Donde tuvo que reconocer públicamente adicción al alcohol y a las damas de compañía, vicios que tras recuperarse del accidente abandonó cambiándolos por hábitos más saludables como su afición cada vez más creciente por la música, la ciencia y la poesía, e iniciando su trayectoria como pintor donde gran parte de su obra se basa en el punterismo. Una pequeña parte de su obra se muestra en los filmes “Hana-Bi” y “Battle Royale” para los cuales creó cuadros especialmente para dichos filmes. El caso es que tras el accidente nadie daba un duro por él, pero tras varios meses de inactividad pública volvió a rodar un filme y reapareció en televisión con mejor forma que nunca.